Si cada vez que vas a subir una prenda te surge la misma duda de si foto con la prenda puesta o no y no terminas de lanzarte, amiga… ¡Atrévete! Te voy a dar los motivos claves para que te animes y tengas claro cómo y dónde hacerlo para que tu prenda sea LO MÁS. ✨

El principal motivo por el que te debes animar es porque cuando te haces las fotos con la prenda puesta, potencias la posibilidad de venta de tu prenda y de todos los tesoros que hay en tu armario. Sí querida, vas a vender más. 😁

Por otra parte, dejarás que tus prendas hablen por sí mismas. Las chicas podrán ver como queda, qué caída tiene y con qué cositas las pueden combinar. Esto te servirá para que seas la inspiración de las chicas que visitan tus prendas y te traerá nuevas seguidoras (¡hola posibles compradoras!) a las que le guste tu estilo y tu rollo.

Posiblemente, si hay un motivo por el que no te atreves a dar este paso es porque vas a salir tú, ¿verdad? Pues amiga, todo esta en la perspectiva. Prueba diferentes ángulos y encuadres. Personalmente, cuando hago mis fotos con la prenda puesta intento que salga solo de boca para abajo ;) ¡Trucazo! ✌🏽

¿Todavía no te animas? Ya se que pasa… ¿Crees que tienes que ser blogger para hacerte la foto con la prenda puesta?  ¡Te equivocas señora! Es más fácil de lo que crees, solo tienes que sacar tu lado más divino a la par de natural y buscar el rincón con encanto de tu casa, una pared lisa, blanca o con textura, aprovecha una tarde de paseo, o ve a al parque más cercano… ¡Lo que te apetezca!

Hay miles de formas de sacar fotos con la prenda puesta y seguro que lo vas a hacer genial.

Aquí te dejo unos ejemplos súper sencillos.

* ¡Psst! Si lo que quieres vender ya no te vale, bien porque te quede grande o pequeño, ¡no te preocupes! Puedes hacer tus fotos como siempre ;)

Aquí te traigo unos trucos para que tus prendas no pasen inadvertidas.