Que levante la mano la que no ha visto una tendencia nueva y se ha llevado las manos a la cabeza pensando que JAMÁS DE LOS JAMASES se pondría algo así… Y lo gracioso es que meses después nos descubrimos a nosotras mismas llevándonos la prenda en cuestión al probador, felices cual perdices. ¿Expendiente X? No, tiene otro nombre -o muchos-. Marketing, street style, redes sociales… Al final terminamos por ver esa tendencia desde tantos puntos de vista que la normalizamos y decidimos darle una oportunidad.

¿Lo harás con estas 5? 

SANDALIAS + CALCETINES

(#1)

tendencias-que-odias-calcetines-3

No es nada nuevo, llevamos temporadas viendo esta combinación en tantas pasarelas y revistas que empieza a parecernos normal. ¿Pero quién se atreve con ella? Cada vez son más las fotos que podéis encontrar por la red y eso solo puede significar una cosa: están ganando la batalla. Aún así, como buena tendencia que odiamos, sabemos que solo caeríamos con sandalias negras y zapato blanco, porque el resto es too much.

RIÑONERAS

(#2)

tendencias-que-odias-riñonera-2

¿Vuestros padres también llevaban riñoneras en las excursiones del finde? ¿Las llevabais vosotros allá por los 90? Madre mía, ver para creer. Y aunque las riñoneras clásicas empiezan a verse, la versión chic es la que levanta pasiones entre fashionistas internacionales (entiéndase versión chic por llevar el bolso tal cual pegado a la cintura). La verdad es que en algunos looks nos encantan.

 CHÁNDAL + TACONES

(#3)

tendencias-que-odias-chandal-6

Parece una aberración (y probablemente lo sea), pero no podéis negar que en determinados looks da un no-sé-qué distinto que hace de esta tendencia algo que a una le entran ganas de imitar. Nos parece una tendencia divertida y odiable a partes iguales. Y la moda también está para pasarlo bien, ¿verdad?

ABRIGOS HASTA LOS PIES

(#4)

tendencias-que-odias-abrigos-largos-5

Cada vez que los vemos nos viene un regusto a la peli Matrix que no nos gusta (tipo abrigazo de Hermés), pero no podemos negar que algunos looks son 100% deseables, sobre todo en abrigos de paño. Aunque no midáis 1’80m id al Zara más cercano y dadles una oportunidad, quizá os sorprendan.

SWEATER DRESS

#5

tendencias-que-odias-sweater-dress-6

O lo que es lo mismo, acabar llevando el jersey como vestido y a medio muslo. No nos acaba de hacer gracia porque en ocasiones parece una tendencia demasiado teenager, pero -una vez más- hay trendsetters que nos descubren que puede combinarse con buen gusto. 

¿Las sigues odiando? 

¿Hay alguna otra tendencia de esta temporada que no quieras ni ver?