Si eres de las mías y te encanta descubrir nuevos tesoros en chicfy, entonces esta situación te sonará familiar. 🙋🏻

Si algún día cotilleando un armario te has enamorado de una prenda y al entrar en ella has sentido que te faltaba información, entonces amiga, a tu potencial vendedora le ha faltado dar un pasito hacia adelante: que se acerque más a la prenda.

Como vendedora, ¿qué quiere decir esto? Pues significa miles de preguntas en tus prendas tipo: “¿puedes hacerme una fotito de cerca, porfi?”, “¿Puedes poner más fotos?”, “¿Lleva botones o es cremallera?”, “¿Son cuadros o florecitas?”… Amiga, a esta situación debemos ponerle STOP. 🤔

Para que esto no vuelva a pasarnos tengo la clave perfecta: ¡acércate! 💫

Aprovecha las cuatro imágenes que puedes incluir en tu prenda al mostrar a las chicas lo que vendes. Queda mucho más vistosa una foto de cerca que de lejos, ya que tu producto llamará más la atención. Las chicas se harán una mejor idea del tejido, de la calidad e incluso del tacto que tiene. 💝

También puedes incluir un detalle, por ejemplo, puedes poner una foto del tejido, así dejarás de ver lo más top de tu prenda.

¿Porqué no te recomiendo hacer las fotos desde lejos?

Principalmente, porque tu prenda pasará desapercibida, y no queremos que esto ocurra amiga.

Además de no mostrar bien los detalles que hacen que tu producto se maravilloso, te pedirán y pedirán que subas más fotos. Adelántate y sube la foto tan perfecta, que al ver las imágenes tenga todos los detalles.

* ¡Ey! Dar un paso hacia adelante y acercarnos a la hora de hacer las fotos no quiere decir que podamos cortar la prenda.

Una vez dicho esto, ¡vamos con el  ejemplo visual! Aquí te enseño la diferencia entre hacer las fotos desde cerca y lejos.

TIP: Muy importante, intenta que tu foto siempre sea cuadrada para que luzca perfecta en tu armario. Esta es la clave para sacarle mayor partido a tus prendas. ✌🏽😊