Si estás poniendo tu armario a punto para el buen tiempo y te has decidido a poner en venta alguna ropita de verano, estos son mis tips para decidir qué bikinis y bañadores poner a la venta y conseguir darles salida a toda velocidad.

Solo los que están nuevos. – Ponte en el lugar de tu posible compradora, si ya no lo quieres porque le has dado mucho uso, evita una posible incidencia y ¡no te la juegues! Este tipo de prendas son muy delicadas así que siempre ten en cuenta las normas de la comunidad. 😉

En condiciones perfectas. – ¡Los bikinis son muy delicados! Recuerdo cuando el año pasado destapé la caja de los bikinis había muchos que tenían las tiras gastadas y los elásticos partidos, y solo me los había puesto una vez el año pasado. Revisa muy bien los bikinis o bañadores que te gustaría vender y asegurase de que están perfectos.

El típico bikini/bañador que te compras en rebajas. – Y que no te has puesto nunca porque no es tu talla ni te gusta como te queda, pero que en un momento de arrebato te compraste sin pensar.

Ese que no te convence. – El verano es demasiado corto como para lucir un bikini con el que no te sientes cómoda. 👙 Si en tu armario tienes uno de estos, ¡no te lo pienses!