Recuerdo el día que me registre en chicfy como si fuese ayer. Me hice una cuenta y me dediqué a ver lo que por entonces nombrábamos como “Lo más visto” y a cotillear los armarios de esas chicas privilegiadas envidiando su ropa y queriendo comprármelo todo.

Pero fui fuerte y me dije a mí misma: Rocío. Tía. Has venido a vender. 

Y así hice (mentira, me compre dos bolsos al día siguiente, pero casi ná)

Total, que no sabía muy bien por donde empezar. Tantos armarios bonitos y vendiendo más que Zara en rebajas me daban mucha envidia. Yo quería lo mismo y lo iba a conseguir.

Por eso, hoy lanzo la primera guía para repetarlo en chicfy desde el día uno, toma nota y entrarás por la puerta grande ;)

1. Dale una vuelta al nombre de tu armario.

¡Es puro marketing! Elige un nombre chulo, breve, llamativo y, sobre todo, recordable :) Puede parecer difícil cumplir con todos los requisitos pero no te desesperes. Puede servirte de ayuda hacer una lista de cosas que te gustan, estilos y tendencias que te encanta o identifican, marcas que te apasionan… Teniendo siempre en cuenta que tu nombre de usuaria comenzará por “El armario de…”
02

2. Elige tus primeras prendas.

Estoy segura de que tendrás el armario lleno de prendas a las que quieres dar salida. Pues de todo ese montón, filtra muy bien las que son vendibles y elige tres o cuatro para inaugurar tu tienda con las mejores. 

Una buena selección se basa en publicar prendas actuales, demandadas y populares.
Tip pro: suma punto si en su momento estuvo agotado en tienda. ¡Verás que la prenda no durará más de 24 horas! ;)

3. Cúrrate unas buenas fotos con su respectiva descripción.

Fotos fotos fotos. ¡El secreto está en las fotos! Si quieres que tu armario sea un bombazo, dedica unos minutos a sacar como mínimo 4 fotos por prenda (y digo como mínimo ya que siempre está bien tener alguna foto extra por si alguna no te convence) 

La descripción, segundo paso fundamental para una prenda se venda tan rápido como un rayo. Detállala al milímetro y triunfarás ;)

05

4. El Escaparate de hoy es la referencia.

Echa un vistazo y descifra las claves por las que esas chicas están ahí. Aunque te cueste creerme, no es porque son bloggers. Es porque sus fotos son muy buenas y son guays, tanto así que dan ganas de tener esa prenda sea como sea. 

Dar una vuelta por tus armarios te servirá para inspirarte y para pillar ideas antes de hacer tus fotos. Una orientación para que tu armario sea un bombazo siempre se agradece, ¿no crees?

5. Comunícate e interactúa.

No abandones tu armario a su suerte. Si tu armario comienza a tener movimiento y comentarios, lo mejor siempre será hablar con tus posibles compradoras y facilitarles la información que necesitan. Si una chica pide medidas, consejos o simplemente tiene dudas sobre una de tus prendas, contestar con rapidez y amor siempre será tu movimiento ganador.
Recuerda que el amor que das será el que recibirás, y esto se ve siempre reflejado en las valoraciones.