Admitámoslo, comprar en chicfy es la caña. Encontrar una prenda que llevas muuuuucho tiempo buscando da un subidón increíble y poder estrenarla a los pocos días aun más.

Soy del tipo de chica a la que le gusta tener un fondo de armario variado y para mi lo mejor son las prendas clave que me sacan de más de un apuro y que me ofrecen múltiples formas de combinarlas. Todo esto me ha llevado a comprar con inteligencia: para comprarla me tiene que favorecer y encantar por encima de todas las cosas.

inteligencia_2

Teniendo esto en cuenta, hoy te doy mis claves a la hora de comprar para que tus nuevas adquisiciones de chicfy sean todo un exitazo ;)

– Cuando ficho una prenda, lo primero que hago es examinar con lupa las fotos que ofrece la vendedora. Miro detenidamente la prenda para asegurarme de que no tiene ningún desperfecto que haga que me arrepienta de haberla añadido al carrito de la compra, y si tengo dudas, pido más fotos o le pregunto.

– ¡Eso es! Nunca doy nada por hecho. Si una prenda me ha robado el corazón siempre pregunto a la vendedora para comprobar los detalles, como la altura del tacón, saber si la prenda tiene algún roce pequeñito que no se vea en la foto, o para asegurarme de que el color de la foto es el color real de la prenda. Contactando con la vendedora me aseguro de que lo que estoy viendo es lo que recibiré y así consigo adquirir solo prendas que me hagan feliz :)

inteligencia_1

– Además, me aseguro de que la prenda es de mi talla y compruebo las medidas comparando los centímetros  que ha especificado la vendedora con una prenda que tengo en casa y que sé al 100% que me queda bien. Teniendo en cuenta, claro, que siempre puede haber algún margen de error y que las medidas son aproximadas.

– Por último, busco inspiración para combinarlo y siempre elijo prendas que sean de mi estilo, que combinen con mis cositas y que me hagan sentir fantástica. Y este consejo, amiga, es el gran secreto de un armario inteligente ;)