Las incidencias: esas situaciones que todas sabemos que existen y que tememos siempre aunque nuestra prenda esté perfecta.

Amiga, si tienes dudas esta es la solución a tus miedos. Echar un vistazo a estos cuatro puntos te salvará de muchos malos ratos como vendedora. Te presento los motivos más importante por los que se suelen recibir incidencias y cómo evitar que suceda en tu armario.

blog_1

– Las tallas

Un error común y fácil de cometer, ¡a cualquiera le podría pasar! Damos por hecho que nuestra prenda es de una determinada talla ya que por lo general usamos la misma y así lo especificamos en la descripción casi por defecto, sin revisar ni nada. Hasta que ¡ZAS! se vende la prenda y resulta no ser de la talla que creíamos. 

* Tip pro: a pesar de poner mucho ojo al detallar tu prenda, nunca estará de más revisar y comprobar la descripción con la prenda que acabas de vender antes de empaquetarla. Si descubres que has tenido un despiste comunícaselo a tu compradora sin pensártelo dos veces, seguro que llegáis a una solución.

– La composición

Las etiquetas de composición de las prendas son muy importantes a la hora de describir tu prenda ya que informará a tu compradora con precisión de qué material está fabricado.

¿Se la has cortado? ¡Ok, no pasa nada! Pero antes de describir materiales guiándote por tu intuición lo ideal es especificar en la descripción que la prenda tiene la etiqueta cortada. 

Nunca te arriesgues a decir de qué material es tu prenda sin estar completamente segura ya que puedes estar cometiendo un error sin saberlo y tu compradora puede estar adquiriendo una prenda que no se ajusta realmente al material en cuestión, y eso no mola.

blog_2

– Prendas modificadas

¿A ese vestidazo le habías hecho el bajo antes de venderlo en tu armario? ¿Has entallado esa chaqueta porque te estaba rollo oversize y no te convencía? Genial, pero no olvides especificarlo en tu descripción ;) Al aportar toda la información relevante sobre tu prenda estarás evitando que haya motivos para que se habrá una incidencia en tu armario.

– Tu tienda vigilada

A veces decidimos poner a la venta prendas que, una vez que le hemos hecho las fotos correspondientes, guardamos en lo más profundo de nuestro armario. Nunca está de más revisar qué prendas están a la venta en nuestro armario y comprobar que se encuentran en buen estado después de cierto tiempo o, incluso, que aún las conservamos.