Si estás buscando info como loca porque has tenido una venta y no estás muy segura sobre cómo preparar tu paquete, acabas de llegar al lugar correcto. Esta es la última entrada de una serie de 3 posts (aquí y aquí los dos anteriores) en los que te cuento cómo preparar tus ventas.

Los accesorios me encantan, y vender alguno es como dejar a una amiga algo muy valioso para mí. Siempre tengo mucho cuidado para que lleguen perfectos, no quiero que durante el camino sufran ningún daño. Pues bien, si te pasa como a mí, estos son mis consejos para que tu compradora quede fascinada:

– Limpio y perfecto.

Examina con cuidado el accesorio que acabas de vender, observa que no tenga ningún detalle en mal estado y que no hayas especificado en su descripción. Así, evitarás sorpresas para tu compradora y conseguirás valoraciones de 5 estrellas.



1

– Plástico de burbujas.

Cuando se trata de accesorios delicados ni me lo pienso. Directamente busco un buen trozo de plástico de burbujas para envolverlo o hago una bolsita con él para meter el accesorio dentro bien apretadito para que no tenga movimiento. Siempre (¡siempre!) nuestra venta debe ir bien protegida y sin correr riesgos, y envolviéndolo así creo que es la mejor forma de evitar que nuestra venta resulte dañada en el trayecto.

3

– Caja o sobre.

Una vez envuelto en plástico de burbujas ya respiro un poco más tranquila. Ahora busco una cajita en la que quepa bien o un sobre de plástico para incluir dentro la venta. Así queda un envoltorio más fino que ya puedo decorar a mi gusto o simplemente cerrar y enviar a su nueva dueña.

4