Adelantándonos al invierno y viendo que la temporada de chaquetas de piel está a la vuelta de la esquina, hoy ataco el blog para hacer hincapié en lo importante, que es hacer una descripción completa y precisa.

Cuando nos preparamos para hacer una descripción de una prenda, la etiqueta de composición es nuestra guía para ser fieles a la prenda y para que la compradora sepa con exactitud de qué material está fabricada la prenda en cuestión.

El problemón viene cuando, a pesar de que queramos ser exactas, la prenda tiene la etiqueta cortada, siendo justamente aquí donde se genera el caos. Por eso, hoy comenzamos este post de dudas sobre tejidos aclarando las diferencias entre piel, polipiel y sus variantes ;)

Piel_mix_2 

Pues bien, los principales detalles de las prendas de piel que debes saber son:

– Las prendas de cuero presentan un tacto suave y agradable. Suelen resultar muy cálidas en la mano. 

– Se trata de un material moldeable pero de flexibilidad limitada.

– A simple vista podemos ver la textura porosa y agrietada. 

– En los cortes se pueden observar fibras del material, que también podemos encontrar entre las costuras, en los remates o en los bordes de la prenda.

– Las prendas de piel tienen un olor muy característico, totalmente alejado al plástico.

– La piel genuina suele ser más cara, aunque también depende de la extensión de la zona en la que se ha utilizado piel para fabricar la prenda.

– Los artículos de piel suelen llevar una señal, etiqueta o escritura especificando que son de origen animal.

Piel_mix_1


Por el contrario, la versión más popular de la piel es la polipiel, que aunque dista mucho de ser lo mismo, consigue un acabado muy parecido a ésta pero sin tener un origen animal. Ojo a sus características:

– La polipiel no es un material de origen natural, se trata de un plástico trabajado, tintado y, en ocasiones, incluso perfumado, para que tenga un aspecto similar a la piel genuina.

– Las prendas de polipiel suelen ser más flexibles y más resistentes, por lo que se suele utilizar para chaquetas o guantes.

– Al no ser de origen natural, acepta más tratamientos, por lo que es habitual encontrarnos prendas de polipiel con colores muy chulos que con la piel natural no seríamos capaces de conseguir.

– Por lo general, presenta un olor neutro que tiende al olor a plástico.

– Las prendas de polipiel suelen tener un precio menor que la piel.

Piel_mix_3

Existen otros tipos de materiales que buscan simular el efecto de la piel como el eco-cuero, el cuero sintético de poliuretano o el cuero sintético de PVC.

Todos ellos no son de origen vegetal ni animal, por lo que no sería correcto describirlos como cuero o piel, ya que, incluso entre ellos, hay diferencias de calidad, composición y precio. 

Por eso, siempre al describir tus prendas, echa un vistazo a la etiqueta de composición de la prenda y así, evitarás descripciones desacertadas.

Si no estás segura sobre su composición, echa mano de estos consejos, y siempre que dudes sobre el material, explica tu desconocimiento y argumenta tus intuiciones en la descripción :)