Si haces unas fotos muy top, con el escenario perfecto y la prenda súper bien colocada, pero todavía le falta algo más y no sabes qué es, amiga… ¡Le falta luz!

La luz natural es el elemento más importante para conseguir la foto perfecta. Y es que utilizar luz natural siempre es un acierto seguro. Conseguirás que tus prendas brillen por su propia luz y que enamoren a las chicas que visitan tu armario. Además, le dará el toque limpio y luminoso  que tus prendas necesitan transmitir. 🌞

¿Porqué no utilizar luz artificial? Aunque no es la peor solución, usando este tipo de luz no dejarás ver bien los colores, tu prenda tendrá más sombras indeseadas, enseñarás menos detalles y, en consecuencia, le quitarás protagonismo a tus prendas. 💡

¿Y qué decir del flash? Lo podemos utilizar para muchas cosas menos para sacarle el mejor partido a nuestras prendas.  Lo único que podemos conseguir es que la foto salga quemada o sacarle un brillo extraño donde no lo tiene. Así que si quieres que tus prendas vibren ¡stop flash! 📸

Aquí te enseño la diferencia a la hora de hacer tus fotos con luz natural, luz artificial y flash.

Mis consejitos para sacarle el mayor partido a la luz natural es que aproveches el buen tiempo y salgas a la calle para sacar fotos chulas y originales, disfruta de  la terracita y monta tu escenario perfecto o ponte muy cerquita de la ventana. En esta entrada te cuento un poquito más sobre cómo montar tu escenario perfecto.

Con estos trucos pasarás de sacara fotos normales a unas ¡muy top! 💁🏻