La mejor parte de los lotes es que en una venta consigues deshacerte de varias prendas en una sola transacción, por lo que consigues vaciar tu armario el doble de rápido. 😉Estoy segura de que en la medida que le vayas cogiendo el truquito a los lotes, no querrás parar de hacer conjuntitos en tu armario.

Estos son mis trucos que nunca fallan para hacer lotes:

Intenta que sean prendas de la misma talla. – Si haces lotes con prendas de la misma talla tienes más probabilidades de que ambas prendas le estén bien a tu compradora. Así conseguirás que te compren todas las prendas del lote sin miedo. Ponte en su lugar y haz que tus ventas sean todo ventajas.

No tienen por qué ser prendas de la misma categoría… ¡o sí! – Tú eliges, puedes hacer un lote de solo pendientes o camisetas, o mezclar diferentes categorías :) Eso sí, intenta que las tallas de las prendas del lote sean complementarias, por ejemplo, si vas a hacer un lote con un pantalón y un jersey, procura que las tallas tengan cierta concordancia como pantalón talla 36 y camiseta talla S/M para que a tu compradora le sirvan las dos prendas. Aunque sigo pensando que un lote es más vendible si son de la misma categoría: dos pantalones, tres camisetas… de la misma talla.

 

¡Crea looks! – Puedes crear conjuntos de un mismo estilo para que las prendas del lote sean estrenadas a la vez por la compradora. Por ejemplo: chaqueta + monederito, pañuelo + pendientes, o vaqueros + pulserita. Crea estilos e inspira a tus compradoras a la hora de proponer nuevas combinaciones con las prendas que ya no usas.