Cada vez que vendo una prenda se reaviva una felicidad en mi. Y es que vender es taaaaan guay, que cuando pensabas que ese top ya no conseguiría cautivar a tus seguidoras, va y lo hace :) 

Vender las prendas que ya no utilizas da una sensación tan mágica que, a veces, de la misma adrenalina, podemos pasar por alto algunos detalles que hacen que tu proceso de venta sea feliz tanto para tu compradora como para ti. Por eso, hoy te destaco 4 puntos claves que no debes pasar por alto al vender y enviar tus tesoros ;)

2_blog

– Protege bien tus ventas antes de enviarlas.

¡Sobre todo cuando se trata de accesorios delicados! Estoy segura de que lo estás envolviendo con tu mejor intención pero ni te imaginas los golpes que puede sufrir tu prenda durante el transporte hasta llegar a su nuevo destino. Ten en cuenta que nunca estará “demasiado” protegido y que todas las medidas que tomes para que tu prenda llegue perfecta nunca están de más ;) 

TIP: Esta entrada te puede servir muchísimo si tienes dudas a la hora de preparar tus ventas cuando se trata de accesorios. 

collage_meteduras de pata

– ¡Fundamental! Sé minuciosa y revisa a fondo.

Siempre antes de enviar una prenda, asegúrate de que está limpita y en buen estado, así conseguirás que tu compradora se lleve una primera impresión fantástica al abrir el paquete y que no se arrepienta jamás de haber comprado en tu armario, ya que será ¡abrir y estrenar! <3

– Ups! ¡Algo no cuadra! ¿Has detectado algún error en la prenda que te han comprado?

Puede que la talla que hayas puesto en la descripción no coincida con la de la prenda o que la prenda tenga una tara de la no tenías ni idea. Para estos casos siempre debes escribirnos a [email protected] a máxima velocidad. Puedes solicitar anular el pedido cuanto antes o llegar a un acuerdo con la compradora y que elija otra cosita de tu armario antes de enviar. Y así, ahorrarte una incidencia o una compradora enfurecida.

1_blog

– Antes de enviar, haz un repaso general.

Asegúrate de que el código de envío que estás incluyendo en tu paquete corresponde al que se ha asignado a ese pedido y que a tu paquete no le falta ninguna de las prendas que has vendido. Así evitarás cruces de pedidos y que tus ventas lleguen incompletas. 
¡Extra! ¿Los cruces de pedidos te suenan a chino? Aquí puedes saber un poquito más de qué se tratan ;)

–  ¡Otra cosa! Jamás des por hecho que una prenda es de un material sin estar segura.

Siempre asegúrate de que la prenda que has subido a la venta es del material que has especificado. Por ejemplo, si tienes una prenda a la venta que tiene pinta de ser de piel, revisa en la etiqueta de composición que realmente es de este material antes de afirmarlo. Hay mucho materiales que nos pueden jugar una mala pasada ya que cada vez los tejidos y los materiales tienen un mejor acabado y simulan a los buenos ;) Así, si no estás segura, es mejor decir que parece piel antes de decir que es de piel, ¿no crees?