Los petos vaqueros, esas prendas tan fáciles y difíciles de llevar al mismo tiempo. Si esta temporada estás obsesionada con ellos, mira cómo NO llevarlos (¡y cómo sí!), y además encuentra el tuyo en el showroom de chicfy que hemos montado para este post, con más de 100 monos en denim; desde lowcost de Oysho o Stradivarius, hasta gangas de Armani y See by Chloé.

Monos vaqueros, desde tiempos inmemoriales en la moda…

¿Por qué decimos que son prendas tan complicadas de llevar? Precisamente, porque si nos descuidamos, a parte de no hacer ningún favor a nuestro cuerpo, puede acabar siendo el estilismo de la muerte (como los total looks en denim, en realidad). Así que aquí tenéis algunos consejos visuales sobre cómo no llevar jamás un mono vaquero, a no ser que queráis tener este aspecto.

CÓMO NO LLEVAR UN MONO (POR FAVOR)

Quizá os sorprendan algunas de las elegidas, pero creedme cuando os digo, que por muy retro-fashion que pueda ir la modelo de la segunda foto (2), es un look que no querréis repetir vosotras mismas, a no ser que apostéis porque vuestro cuerpo adopte la forma de un globete. Lo mismo ocurre con los mini-mini-mini-petos vaqueros (1 y 4), ni siquiera unas piernas kilométricas te salvarán de un outfit bastante extraño, sobre todo si los tirantes parecen sacados del bikini de Borat. Y aunque te recuerden muchísimo a los 90, no es motivo para mezclarlo con todos los iconos revival que te encuentres por casa (3). Por último, si te da por escogerlo de otro color (5), di no a los cortes tipo traje chaqueta o sastre. O sea, es que por muy ex-modelo que seas, no hay por dónde cogerlo y parecerás sacada del hospital más cercano.

Y CÓMO SÍ LLEVAR UN MONO

Aquí tenéis 5 looks que nos han encantado llevando un mono vaquero como protagonista. Nos ha parecido el momento de añadir uno con botas mosqueteras (2), que han vuelto a la cargas después de unos 4 años latentes y esperando a salir de los armarios. Pueden ser un gran complemento para seguir utilizando tu mono durante el otoño y el invierno, con medias tupidas y un buen abrigo de paño. En realidad, la combinación ganadora es el demin + negro (3 y 5), hace que el azul resalte, y puedes añadirle un puntito de glamour con un jersey de cuello vuelto este invierno. Otro complemento chulo es un gorrito de lana (4). El peto vaquero se asocia con los niños pequeños y puede ser una prenda muy divertida. Mézclala con distintos estampados -rayas y cuadros- y ponle una nota de color, en los pies (1) o en un bolsito (4).

peto-vaquero-streetstyle-tendencia-2014-2015-1

Y ahora que ya sabemos cómo llevarlo y cómo no, vamos a rebuscar en los inmensos armarios de chicfy hasta dar con nuestros petos vaqueros favoritos. Los hemos separado en cortos y largos, escogiendo 5 de cada. Si os gusta alguno solo tenéis que hacer click encima y os llevará hasta su armario.

PETOS VAQUEROS CORTOS

Todos en chicfy :)

La verdad es que ahora con el frío quizá apetezcan menos (aunque ya os hemos dado la clave de medias tupidas + mosqueteras). Además, es probable que os enamoréis de alguno y terminéis por añadirlo a vuestro armario para disfrutarlo cuando vuelva el calor.

PETOS VAQUEROS LARGOS

Todos en chicfy ;)

Nos encanta la variedad de petos largos que hay en chicfy. Como veis, nuestra selección es para todos los gustos y bolsillos. Desde los 3€ que cuesta el modelo de Oysho más clarito, hasta 120€ el de Armani con cinturón. Si queréis saber más detalles, ya sabéis, haced click sobre ellos.

Si te quedas con más ganas de petos y monos vaqueros, te hemos preparado un showroom con más de 100 modelos que puedes consultar haciendo click en la foto.

SHOWROOM: selección de petos vaqueros

showroom-monos-petos-vaqueros-chicfy-2

 

¿YA ESTÁS MAQUINANDO LOOKS, VERDAD?