da igual si te lo has comprado o te lo han regalado. si tienes un nuevo producto de cosmética y no te convence… ¡tienes un tesoro! 🤑

y como buen tesoro, merece ser conservado como oro en paño, y con esto me refiero a:

– si sabes perfectamente que no lo usarás y que lo quieres vender… ¡no le quites el precinto! ten en cuenta cómo comprarías tú este tipo de productos, ¿a que lo ideal sería comprarlo como lo encontrarías en la tienda?

– si no trae precinto, aguanta la tentación de probártelo en la mano. bajo ningún concepto lo hagas para hacerte la foto al subirlo e intentar enseñar cómo queda. esta intención lo estropearía todo ya que tu producto sería rechazado por el equipo estilo al pasar de estar nuevo a usado.

⭐️ tip: si quieres mostrar el color de tu producto, haz una búsqueda en internet. estoy segura de que buscando por la marca, tipo de producto y número del color encontrarás la referencia oficial de la marca. una vez que has dado con el color, hazle una captura de pantalla y súbela para que le sirva de referencia a tus compradoras, con eso es más que suficiente. 😇

¡pst! te recuerdo que los productos de belleza que decidas poner a la venta siempre deben estar nuevos. al final de esta entrada te lo cuento al detalle. 😘