¡hoy estamos inaugurando una nueva sección! y lo hacemos de la mano del accesorio por excelencia de la temporada: la riñonera.

como sucede con todas las tendencias, hay quienes la aman y quienes la odian, pero tiene todas las papeletas de convertirse en nuestra mejor amiga por comodidad y versatilidad.

de verdad, créeme, acabarás rindiéndote a ella, ya no solo vivirá en tus recuerdos, transportando tus canicas y en tus primeras salidas con la pandilla. aunque ahora te gustaría negarlo, seguro que tú también caíste en la moda de la riñonera surfera, que molaba tres mil millones de veces más si… ¡era de pana! (marta del pasado, te mando un tirón de orejas). 🙈

lo mejor de la vuelta a escena de la riñonera es que no se lleva en un estilo único, sino que ¡se llevan todas! grandes y multibolsillos, acolchadas y redondeadas, rígidas y de tipo cartera… para todos los gustos y colores. 🌈

además, todo son facilidades para ponértela, los límites los marcas tú. si bien es cierto que queda de muerte a la cintura sobre una blasier estampada o un abriguito cámel, a mí me cuesta resistirme a cruzármela sobre el pecho a modo bandolera, al más puro estilo rosalía (¡tra, tra!).

sin duda, la riñonera es la inversión perfecta del otoño porque consigue actualizar tus estilismos más básicos. en serio, piénsalo, te hará pasar de look a lookazo, porque mezcla lo vintage con lo más in del momento.

y si me permites el súper consejito del día, búscala con asas intercambiables, así podrás tener un bolso y una riñonera, todo un 2 en 1, ¡oh, yeah!

tengo que reconocer que yo he caído: la riñonera ya tiene un huequito en mi corazón (y armario). ahora solo me queda decidirme entre tantas que hay en chicfy, ¡qué dificil decisión!

te dejo aquí el enlace por si te animas como yo. 🙋🏻

¡menuda tentación!