Lo sé. Poner precio a nuestro armario no es una tarea sencilla. ¡Qué crueldad poner precio a esos zapatos maravillosos que te destrozaron el pie!

Yo, como vendedora, siempre me planteo una serie de puntos a la hora de poner precio a mis prendas, y hoy mi misión es compartirlos contigo.

Tengo claro que una cosa es cómo de rica me gustaría hacerme vendiendo en chicfy; y otra muy distinta, cuál es el precio justo de una prenda en particular.

mix_circ_2

Un factor clave es plantearnos: ¿cuál es el precio que yo estaría dispuesta a pagar por la prenda que tengo en la mano? Esta postura nos dará una perspectiva mucho más objetiva del precio de la prenda en cuestión.

Pero bueno, basta de reflexiones. Hoy te doy 4 claves para acertar y poner el precio ideal a tus prendas ;)

 Estado de la prenda

Coincidirás conmigo en que el estado de la prenda es decisivo a la hora de poner el precio, ¿verdad? Por eso, examina la prenda con detenimiento. Si tiene alguna señal de uso o desgaste será justo realizar un descuento sobre el precio original.

Popularidad de la prenda

¿Tienes los taconazos de Zara más buscados de toda la comunidad? Y además, ¿están agotadísimos en tienda? – tus ojos se habrán transformado en signos de dólar por un segundo ($) –

Si tu prenda es popular y difícil de encontrar, estás ante una prenda estrella. Puedes aprovechar y poner un precio más cercano al original. Pero ojo, en este punto no todo vale, tenerlo en perfecto estado o nuevo con etiqueta suma puntos. 

Mix_precio_2

Margen de precio

Si el precio que estás fijando es flexible y no te importa entrar en negociaciones, puedes poner un precio que te permita jugar.

Así, si quieres tener una atención con tu compradora, puedes descontarle los gastos de envío o simplemente hacerle un descuento. 

Tener un margen favorecerá tus ventas ya que puede que des con una persona que le parezca un precio razonable y esté dispuesta a comprarlo sin negociar.

En cuanto a la negociación, si no estás de acuerdo con ella, siempre puedes poner en la descripción que se trata de un precio cerrado y que no te interesan ofertas por tu prenda.

precio original

Siempre incluye el precio original. Si no recuerdas el precio que te costó, una pequeña búsqueda en chicfy te puede ayudar. Puedes tomar como referencia cuánto le costó tu misma prenda a otras vendedoras. Si esto no te da resultados, una aproximación al precio original nos servirá para hacernos una idea. 

atención

No se nos puede olvidar que cada vendedora es libre de poner el precio final que considere apropiado a las prendas de su armario.

Respétalo y no entres en polémicas :)

mono

Y tú, ¿tienes algún secreto para poner precio a tus prendas? ¡Cuéntame en los comentarios! :)