Al igual que en la vida, en tu armario vivirás sorpresas súper chulas (como cuando tienes una venta inesperada), y sorpresas no tan chulas y que es mejor evitar de todas las formas posibles.

Sobre las sorpresas súper chulas poco me queda que decir: recibir ventas en tu armario, encontrar prendas que llevas días buscando, hacer nuevas amigas o recibir el cariño de las chicas de la comunidad son gestos que nos llenan el corazón de amor y nos dan un buen chute de adrenalina.

En el otro lado de la moneda, están las sorpresas que te llevas cuando, por ejemplo, te encuentras tu cuenta suspendida y no puedes entrar a tu armario en chicfy. Esto más que una sorpresa es susto de muerte, por lo que para evitar pasar por este tipo de situaciones y que tu experiencia comprando y vendiendo en chicfy sea NON-STOP, estos son mis consejos para que en tu armario todo sea risas y amor:

b1

Actitud diez.

Proyecta a la comunidad la energía que te gustaría recibir. Intenta buscar el lado positivo y procura dejar siempre comentarios positivos y con mucho cariño. Si lo haces así, ¡éxito asegurado! 

Ten delicadeza con la chica que está detrás del armario que estás observando y cuida tus palabras para no ofenderla. Evita promocionar tus prendas en armarios ajenos. ¡Los comentarios son tu oro en paño, úsalos para transmitir lo bueno que llevas dentro! Así aumentarás tu popularidad en chicfy ;) 

Conviértete en la reina de chicfy.

Las reinas de los mejores armarios atienden sus pedidos sin dejar pasar ni uno, mantienen su armario actualizado con nuevas prendas, las describen al máximo detalle y contestan a todos los comentarios porque se preocupan por la satisfacción de sus posibles compradoras. Toma nota, dedícale tiempo a tu armario y conviértete en la reina de corazones de tu armario. 

bl3

¿Un intercambio? ¡Ni loca! 

Como sabrás, las normas de la comunidad son necesarias para asegurarnos la continuidad de chicfy. Además, son nuestro respaldo ya que la principal finalidad que tienen son protegernos ante posibles incidencias. Los intercambios van totalmente en contra de las normas ya que en estos casos hay muchos aspectos que se escapan de nuestro control. Por ejemplo, la seguridad de que salga todo como esperamos y la garantía de que si no sale bien, no perdamos nada.. Por eso, no maquines procedimientos alternativos para buscar la trampa y evita llevarte sustos ¡los intercambios, tarde o temprano, siempre son descubiertos y te pueden traer más disgustos que alegrías!

Extra: en esta entrada te explico por qué los trueques entre armarios son una mala idea ;) 

¡Enemiga de las prendas fake!

En tu armario, vende solo prendas que puedes asegurar que son originales y haz fotos de todo lo que esté en tu mano para demostrar que son auténticas: certificados o tarjetas de autenticidad de la marca. Huye de las prendas de dudosa procedencia y no te arriesgues a intentar venderlas en tu armario. Mantén tu armario limpito de falsificaciones y réplicas y nunca te llevarás sorpresas.